La propuesta visual del pintor alemán Sigmar Polke (1941-2010), considerado uno de los artistas contemporáneos más importantes de Alemania, puede ser apreciada en la muestra Sigmar Polke. Música de un origen desconocido, en el Museo de Arte Moderno (MAM).

Al centro, Lidia Camacho, directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), y Sylvia Navarrete, directora del MAM. A los costados, Rudolf de Baey, director del Instituto Goethe México, y Oliver Knoerich.

El sábado fue inaugurada la exposición integrada por 40 gouaches (técnica pictórica en que se diluyen los colores en agua sola o con diversos ingredientes, como miel), de 70 x 100 centímetros y realizados en 1996 por el creativo. Muestra que permite acercarse a uno de los trabajos artísticos más trascendentales de la posguerra alemana y que tomó una postura singular en la industria del arte contemporáneo.

En el acto en que participaron Lidia Camacho, directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA); Sylvia Navarrete, directora del MAM; Rudolf de Baey, director del Instituto Goethe México, y Oliver Knoerich, director de Economía y Asuntos Globales de la Embajada de Alemania en México, se describió a Polke como uno de los más inquietos artistas del arte contemporáneo.

Lidia Camacho expuso que Sigmar Polke fue un artista peculiar al que nombraban como alquimista del arte. Sus técnicas, los materiales que empleaba y la experimentación sobre la que se volcó hizo que su obra fuera representativa del arte posmoderno alemán.

“Con la muestra Música de un origen desconocido, el público enriquecerá sus conocimientos y experiencia sobre el arte alemán, al tiempo que propiciará un diálogo con el arte moderno mexicano”, aseguró la funcionaria.

Rudolf de Baey, director del Goethe-Institut México, comentó que la exposición, la cual forma parte de las actividades culturales del Año Dual Alemania-México, invita al público a tener los sentidos atentos, a mirar la imagen, las texturas y los matices de los cuadros.

Refirió que Sigmar Polke, en sus cinco décadas de carrera, exploró las posibilidades de diferentes formatos, sobre todo de la pintura y la fotografía. “La manipulación de procesos mixtos lo convirtió en uno de los artistas más experimentales de su tiempo.

“Un elemento común en su multifacética obra es su mirada cínica o irónica sobre el mundo, su abrazamiento lúdico, su experimentación con elementos de diferentes movimientos artísticos y jamás quedarse en uno, lo que lo vuelve un artista difícil de clasificar”, apuntó Rudolf de Baey.

Sylvia Navarrete señaló a su vez que Sigmar Polke fue un artista destacado en los últimos 30 años del siglo XX, junto con una generación de pintores en Alemania quienes revitalizaron a nivel mundial la pintura figurativa y generaron un fenómeno internacional ligado al nuevo expresionismo, mismo que tuvo muchos adeptos en países como Estados Unidos, Alemania, Italia, Francia y, por supuesto, México.

“En la serie de 40 gouaches que integran la exposición están concentrados todos los recursos que él inventó y con los que apantalló al mundo. Artista polifacético, fascinante, extremadamente experimental, quien en estos gouaches superpone varias capas de sentido, varias técnicas, varias imágenes y eso crea una realidad completamente nueva”, puntualizó la directora del Museo de Arte Moderno.

Nacido en Oels, Baja Silesia, el 13 de febrero de 1941, Sigmar Polke fundó en los años sesenta, junto a Gerhard Richter, el Kapitalistischer Realismus o Realismo Capitalista. En la década de los setenta estudió en la Academia de Arte de Düsseldorf y tuvo como maestros a Karl Otto Götz, Gerhard Hoehme y Joseph Beuys.

Viajó a México, Australia o Pakistán, países en los que encontró nuevos elementos de inspiración que guardó gracias a su cámara fotográfica.

La exposición Sigmar Polke. Música de un origen desconocido, fue curada por el Institut für Auslandsbeziehungen, organizada por el Instituto Goethe y promovida por la Embajada de Alemania en México.

Se exhibirá hasta el 21 de mayo en el Museo de Arte Moderno, ubicado en ubicado en Paseo de la Reforma y Calzada Gandhi, Chapultepec. Horarios: martes a domingo de 10:15 a 17:30 horas. Admisión: $60. Entrada gratuita con credencial de profesor, estudiante y afiliado a Inapam. Los domingos la entrada es libre.

Con información y fotos de interiores de la Secretaría de Cultura.

Foto de portada: Galo Cañas / Cuartoscuro.